Laura Sagnier - Especialista en market intelligence y activista pro-igualdad de oportunidades para las mujeres.

 

No nos cabe la menor duda que esta VIRAGOmuse es una de las más especiales hasta hoy. Hemos tenido el placer de conversar con Laura Sagnier. Laura ha dedicado toda su vida profesional al market intelligence. En 2014, le diagnosticaron estrés laboral y, fue entonces que decidió aprovechar el momento que la vida le había puesto delante para unir sus años de experiencia con su interés por el mundo de las mujeres.

Ahora es autora dos libros: Más cansadas que infelices y Las mujeres hoy: Cómo son, qué piensan y cómo se sienten, el cual recoge los resultados del estudio que Laura dirigió y del que todas aprenderíamos sobre cada uno de los aspectos de la vida de las mujeres. Como Laura nos ha dicho, “es muy interesante leer el estudio antes de tomar cualquier decisión importante que esté relacionada con un hombre”

 

VIRAGO: Hola Laura, ¿cómo estás? Estamos encantadas de introducir en nuestro VIRAGO muse a una invitada con tanto peso específico. Una luchadora por el bien común de las mujeres. Un altavoz para todas aquellas voces silenciadas.

 Antes de empezar, ¿qué canción crees que nos conviene para leer tu entrevista?

Laura Sagnier: Que pregunta tan difícil. Posiblemente alguna de Rosario Flores, una gran artista que además desprende muchísima energía positiva y ganas de vivir la vida: “De mil colores”, “Sabor, sabor”, “Que bonito” o “No dudaría”.

V: La verdad es que para nosotras has sido un descubrimiento muy dulce y amargo a la vez. Ver que alguien lucha por la igualdad de la mujer en el mundo de hombres que nos rodea es un alivio y un sentimiento de fuerza que nos anima a seguir defendiendo lo que creemos necesario desde VIRAGO Barcelona. Sin embargo, uno de tus libros se llama “Más cansadas que infelices”. Una frase muy cierta y que provoca mucho miedo.

LS: Yo prefiero pensar que, en lugar de miedo, provoca esperanza. Por lo menos, haciendo el estudio sobre las mujeres en España me quedé muy contenta al comprobar que la gran mayoría se sienten felices con su vida. Me alegré de comprobar que la causa de que con frecuencia escuchemos a nuestras amigas, hermanas o madres quejarse, es el cansancio que acumulan y no que se sientan infelices con su vida. Si lo piensas, los hábitos que llevan a este cansancio son muchísimo más fáciles de cambiar que aquello que pueda provocar la infelicidad.

“Me alegré de comprobar que la causa de que con frecuencia escuchemos a nuestras amigas, hermanas o madres quejarse, es el cansancio que acumulan y no que se sientan infelices con su vida.” 

 

V: Viéndolo así, es verdad. Supongo que lo importante es identificar estos hábitos y tener la actitud necesaria para cambiarlos.

Para los que no sepan quién eres y cómo has llegado hasta esto, ¿qué crees que te impulsó no sólo a lanzarte en la investigación de cómo son, sienten y viven las mujeres hoy en día sino también a financiarla de tu propio bolsillo? No hay mejor ejemplo que el que predica uno mismo. Y eso fue un gran modelo a seguir. Así que, antes de nada, gracias por hacerlo.

LS: Muchísimas gracias. Pero la verdad es que no fue algo premeditado. Me diagnosticaron estrés laboral y me recomendaron que dejara de trabajar durante dos años. Dejar el que había sido mi trabajo durante los últimos 25 años, de hecho, desde que terminé la facultad fue muy duro. Al principio me sentía perdida y descolocada y por primera vez en mi vida tenía mucho tiempo libre. Así que, después de unos meses de desconexión, decidí destinar el tiempo “libre” que tenía a realizar un estudio como los que había hecho para mis Clientes en PRM Market Intelligence, pero esta vez, en lugar de para entender cómo funcionaba el mercado financiero o el de las telecomunicaciones, para entender cómo es la vida de las mujeres en España. El mundo de las mujeres siempre me ha llamado la atención, pues mi entorno es muy femenino: somos tres hermanas y las tres hemos tenido hijas, seis en total. Pensé que, a mis hijas, a mis sobrinas y a sus amigas los resultados del estudio les podrían servir para tomar mejor las decisiones relevantes de su vida. En resumen: pude aplicar mis 25 años de experiencia profesional en market intelligence a un ámbito con el que siempre me he sentido muy unida. ¡Una experiencia única! 

 

 

V: Ahora que ya llevas unos años en este mundo, querríamos preguntarte miles de cosas. Tenemos muchas dudas. Sobre todo, de qué es cierto y que no. La prensa hoy en día ya no es tan fiable con tanta fake news. Lo que sí que está claro es que, si antes era la prensa la que vendía a las mujeres como productos, ahora son las redes sociales. Constantemente comunicándonos que la apariencia es lo único que importa y destruyendo la seguridad en nosotras mismas. ¿Cómo crees que podemos parar esto? ¿Cómo podemos y debemos darle la vuelta? Sobre todo, ahora que tantos negocios (como nosotras mismas -VIRAGO Barcelona-) dependen de éstas, y en concreto los del mundo de la moda.

LS: Me alegra ver que el tema de “la apariencia” es algo que os preocupa, porque realmente hay que encontrarle una solución y las marcas, sobre todo las que trabajáis en moda, tenéis mucho que decir y que hacer al respecto. Uno de los resultados más preocupantes del estudio es que, con lo complicada que es la vida de la mayoría de las mujeres, para muchas, la faceta de su vida con la que se sienten menos felices es su “aspecto físico”. Un dato: el 44% de las mujeres con entre 15 y 65 años se sienten infelices con su físico. Sé que la solución no es fácil. Y las redes sociales no están ayudando nada. Desde el punto de vista de las Marcas de moda, creo que se podría trabajar la dimensión de la diversidad, acercando la Marca a la realidad, evitando por ejemplo que todas las modelos sean delgadas y jóvenes. ¿O es que las no delgadas no pueden estar estupendas? ¿Por qué no enseñamos qué es lo que favorece a cada mujer según su constitución?

 

“Uno de los resultados más preocupantes del estudio es que, con lo complicada que es la vida de la mayoría de las mujeres, para muchas, la faceta de su vida con la que se sienten menos felices es su “aspecto físico”.”

 

V: Totalmente de acuerdo. Y se está viendo un progreso en este aspecto, pero es verdad que aún queda un largo camino por recorrer.

Desde VIRAGO Barcelona defendemos lo que nosotras llamamos el “feminismo de aprovechamiento”. Nosotras creemos que, dadas las reglas del juego, conseguir cambiarlas requerirá un trabajo de fondo que implicará a generaciones. No queremos que nuestra generación se quede sin su parte del pastel. Así que intentamos enseñar que ser sexy no está reñido con ser inteligente, que ser extrovertida no significa ir buscando guerra y que querer sentirte guapa es lícito y no una muestra de inseguridad. Queremos jugar las cartas de la mejor manera y basarnos en las normas del juego aprovechando sus vacíos legales. Nuestro mensaje es siempre: Usa tus armas de mujer y se rendirán (use your feminine wiles, they will surrender). Es decir, sabemos en qué mundo nos movemos. Sabemos que cuanto más atractiva eres más miradas atraes, valga la redundancia. Queremos que aproveches esa audiencia para decir y conseguir lo que quieras. Que te aproveches del patriarcado.

LS: La verdad es que esta es la primera vez que oigo la expresión “feminismo de aprovechamiento”. Es curiosa la forma que tenéis de enforcarlo. Totalmente de acuerdo en que ser inteligente no está reñido con ser sexy igual que ser feminista no está reñido con ser femenina. En lo que al vestuario respecta, yo diría que el secreto del éxito pasa por saber cómo hay que vestirse en cada ocasión. Si te vistes para una fiesta con tus amigos, vístete según tus gustos y tu propia personalidad. Ahí puedes ser todo lo llamativa y sexy que quieras. Sin embargo, en el extremo opuesto, si te vistes para ir a trabajar, hazlo según los códigos de tu cargo y de la compañía a la que representas. Y escoge prendas que te gusten y te hagan sentir bien pero que sean cómodas y profesionales. Creo que usar bien el vestuario es una de las cualidades de una mujer inteligente.

 

“Creo que usar bien el vestuario es una de las cualidades de una mujer inteligente.”

 

V: Una de las conclusiones fundamentales de tu investigación, y que más nos ha dejado perplejas pese a verlo venir, es que “sin igualdad en el reparto de las cargas familiares (tareas de la casa y cuidado y educación de los hijos o de los dependientes, si los hay), la igualdad en el resto de los ámbitos de la vida se convierte en una utopía”. Para nosotras es algo evidente, pero cuéntanos más.

 

LS: Hoy en día en la mayoría de las parejas jóvenes, tanto ella como él están activos en el mercado de trabajo así que lo más común es que se compartan los gastos familiares a medias. Sin embargo, la forma como se están repartiendo la otra cara de la convivencia, o sea, las tareas de la casa o el cuidado de los hijos si los tienen, dista mucho de ser a medias. Hoy en día las mujeres que viven en pareja y tienen trabajo remunerado están haciendo más del doble que sus compañeros (ellas el 67% y ellos el 29%). El 4% restante es lo que hace la ayuda remunerada. ¿Qué problema tiene este desequilibrio? Pues además de lo que erosiona el día a día de las parejas, resulta en que ellas tienen mucho menos “tiempo libre” al día que ellos y por lo tanto, ellas cargan sus pilas peor que ellos. En consecuencia, cuando la mujer llega al día siguiente a su puesto de trabajo seguro que está más cansada que sus compañeros del sexo opuesto, lo que obviamente afectará a su productividad y a la larga a su promoción. Es muy importante que nos mentalicemos de que este es un pez que se muerde la cola. No somos SuperWomen así que, si queremos tener las mismas oportunidades que los hombres en todos los ámbitos, hemos de empezar por lograr la igualdad dentro de las cuatro paredes de nuestra casa.

 

 

“Es muy importante que nos mentalicemos de que este es un pez que se muerde la cola. No somos SuperWomen así que, si queremos tener las mismas oportunidades que los hombres en todos los ámbitos, hemos de empezar por lograr la igualdad dentro de las cuatro paredes de nuestra casa.”

 

V: Hoy en día, y debido a la existencia de un patriarcado muy cronificado en nuestra sociedad, es muy difícil luchar contra el machismo “de broma” (?!). Y lo entrecomillo porque nunca es broma y delata los valores y principios del que hace esa supuesta broma. ¿Cuántas mujeres hemos oído el mujer tenías que ser, el las mujeres a la cocina y el esto es una conversación de hombres? Este es el machismo más difícil de destruir. Los hombres y mujeres que hacen este tipo de comentarios y luego añaden que es broma, realmente creen que el comentario es inofensivo y que no hay para tanto, que no seamos unas feminazis reaccionando así. Palabra que nos parece del todo dañina y cruel. ¿Qué mensaje les podemos hacer llegar para que no se sientan atacados y desarrollen una empatía y racionalidad superior?

LS: Si no logramos involucrar a los hombres, nunca lograremos la igualdad real. Yo soy partidaria del diálogo y de ir ganando adeptos a la causa de uno en uno. Creo que una forma excelente de conquistarlos es generando un debate constructivo a partir de los resultados del estudio #LasMujeresHoy. Estoy convencida de que nuestra mejor arma es la calma, y que es fundamental que aprovechemos bien el momento histórico privilegiado en el que se encuentra el debate sobre la desigualdad de género, no solo en España sino en el mundo entero.

 

V: Antes de terminar, ¿qué consejo darías a nuestra generación y a las que hay por venir? ¿Cómo podemos revertir esta situación que tanto daño ha traído?

LS: ¡Vaya responsabilidad! Lo primero que os diría a las mujeres de vuestra generación es que os mantengáis alejadas de los hombres prepotentes y machistas, tanto en vuestro círculo de amigos como en vuestras relaciones de pareja. ¡Dejémoslos aislados! Porque lo que a mi edad tengo claro es que a la gente no se la cambia y menos en cuestiones como esta. Y lo segundo que os diría es que, si un día decidís compartir vuestra vida con un hombre, antes de hacerlo, deberíais hablar largo y tendido sobre cómo os imagináis vuestro proyecto de vida en común, incluidos el reparto de las tareas de la casa y el cuidado y educación de los hijos si es que entran en vuestros planes de futuro. 

 

V: Y, por último, una pregunta que hacemos a todas nuestras invitadas. Nosotras te hemos entrevistado porque te creemos una auténtica VIRAGO, una mujer con fuerza, poder y valentía. ¿Por qué crees tú que lo eres? ¿Con qué prenda de nuestra colección te sientes más identificada? Recuerda que los nombres de nuestra colección son todos irónicos, para reírnos de la sociedad que nos atribuye estereotipos que no pueden estar más lejos de la realidad.

LS: Muchísimas gracias por estos piropos. La verdad es que no me considero una persona especialmente valiente. Pero si es verdad que me siento muy cómoda hablando de las conclusiones del estudio y defendiendo lo que de ellas se desprende en relación con la vida de las mujeres. Cuando el estudio estuvo concluido sentí que no podía quedarme los resultados solo para mí. Fue ahí cuando decidí dedicar todo el esfuerzo y tiempo que pudiera al activismo en favor de la igualdad de oportunidades para las mujeres. En lo que a la prenda de vuestra colección con la que me siento más identificada, la verdad es que me ha costado un rato decidirme, son todas muy especiales… Me quedo con el vestido Gossip Lover Verde Oliva, es el que encaja mejor en mi actual etapa de vida. Creo que es elegante, cómodo y a la vez muy muy especial. Perfecto para una fiesta con amigos. ¡Qué ganas!